martes, 30 de junio de 2020

Btt por las cimas de Urbasa. 27 Junio 2020


   En Urbasa esta es una de las mejores rutas que se pueden hacer, discurre por praderas, caminos, senderos y hayedos, une además el punto más alto de la sierra, el Dulantz, y otros importantes como las ermitas de Santa Marina y San Adrián. No es un gran desnivel (son unos 50 kms y 1000 m de ascenso acumulado) pero a veces es lento de ciclar por lo pedregoso del terreno, sobre todo entre el Dulantz y la unión con la pista que viene de Lizarraga. Si además te encuentras con barro todavía se puede alargar más. Es una ruta que me gustaría repetir todos los años sin embargo al hacer el montaje me he dado cuenta de que han pasado ¡tres años! desde la última vez. El tiempo corre demasiado deprisa.

 Un aviso antes de ver el video, una gota en el objetivo de la cámara estropeó la grabación, es una de las pegas de esas cámaras si no estás pendiente


Hayedo entre el Dulantz y San Adrián


Beriain/San Donato detrás y Sakana debajo


  Baiza/Maiza





domingo, 21 de junio de 2020

En btt de Viana a la cabecera navarra del Ega. 14 junio 2020



En esta entrada hablo de la cabecera navarra del Ega porque la cabecera real, su nacimiento, se encuentra a unos pocos kilómetros hacia el oeste, en las laderas de la Sierra de Cantabria convergiendo sus aguas cerca del pueblo alavés de Lagrán. Enseguida entra en Navarra por Marañón y formando el cauce central de la cuenca que rodeamos con la bici en esta ruta. Es esta una zona con varios pueblos pequeños (nosotros pasaremos por Cabredo y Marañón) que en un mapa de Navarra se aprecia como la cabeza de un champiñón en el suroeste que se adentra en Álava. Esto convierte a esta ruta en un recorrido con gran variedad paisajística, pasando de los caminos de tierra y piedras entre viñedos de las proximidades de Viana a pinares  cerca de Aguilar de Codés, en el vértice del valle de Aguilar, a una zona húmeda de robledales y hayedos, pasando también de unos caminos bastante rotos a una zona con pistas pedregosas y estrechos senderos. Tiene buenos y muy bonitos  descensos, también buenas rampas, la que sube de Marañón a la carretera cerca de Lapoblación  seguro que deja recuerdo






lunes, 8 de junio de 2020

Aconcagua 2008. Aclimatación en Vallecitos



   Con esto del confinamiento sigo recordando viajes pasados, el de esta entrada igual es al que más cariño le tengo pues en el batí mi récord de altitud, con los 6959 metros de la cumbre del Aconcagua. Además tuve la suerte de compartirlo con un grande del himalayismo navarro y mundial, con José Mari Abrego, que tristemente falleció hace un par de años. El año anterior lo pasé bastante mal con la altitud en Ecuador por pura inexperiencia y decidí que quería ir con alguien que la tuviera de sobra, y nadie mejor que José Mari.
   Esta primera parte se refiere a la aclimatación, que hicimos en el centro de esquí de Vallecitos. Un recóndito lugar cerca de la frontera con Chile donde hay un rosario de montañas de entre 3000 y 6000 metros. Una zona andina árida y dura, pero que favorecía unos colores dorados intensos según diera la luz del sol. Cada mañana salíamos del refugio para ascender una cumbre, nada más llegar subimos al Piedras Blancas de 3800 m, al día siguiente San Bernardo (4150 m)y después  al Franke (4829 m ) .Cuando casi habíamos superado la barrera de los cincomil subimos con todos los trastos encima al campamento El Salto, a 5000 metros ,con la idea de al día siguiente ascender a un 6000, el Cerro Plata. Fue una experiencia curiosa, allí estamos nosotros, con nuestras tiendas y  nuestro hornillos, en completa autonomía. Pero sin embargo había un domo (una tienda redonda grande) donde un chico con su cocina de gas se ganaba la vida, y allí a 5000 metros, la primera noche nos tomamos un estupendo bifé de chorizo. Que mejor señal de que íbamos aclimatando bien.
   Salimos al día siguiente muy de noche, cómo se hacen en estas montañas. Ascendíamos lentamente por las suaves pendientes que nos acercarían al collado que une el filo Plata-Vallecitos. Tal vez no vamos también aclimatados como creíamos, pues las horas iban pasando y nuestro ritmo era lo suficientemente lento para no permitirnos pisar la cumbre a una hora razonable. Y así, a unos 100 metros de la cumbre decidimos darnos la vuelta.
  Ya no quedaba sino bajar a la mañana siguiente, sin prisas desmontamos el campamento y vamos bajando tranquilamente hasta nuestro refugio en Vallecitos. Toca bajar a Mendoza y de allí tomar una jornada de descanso para acercarnos a Puente del Inca, dónde entraríamos ya en el Parque Nacional del Aconcagua. Pero esto queda ya para una segunda parte

lunes, 1 de junio de 2020

Txamantxoia.30 mayo 2020. La cara amable de Maze


   Seguimos en la segunda fase de la desescalada en el estado de alarma, esto hace que no pueda salir de Navarra pero aquí hay mucho mucho que hacer, y así sigo elijo un destino que habitualmente dejo de lado por buscar lugares más altos. El Txamantxoia es un monte que separa el Valle de Roncal del ansotano de Zuriza. Solamente la había hecho con nieve y resultó ser una delicia para los sentidos, con un  sendero entre pinares que continúa después por campas verdes hasta la misma cumbre, que tiene además unas estupendas vistas de las montañas pirenaicas navarras y aragonesas, con los valles de Roncal a nuestros pies en un lado y el de Zuriza al otro.Desde aquí abajo el Txamatxoia o Maze también presentas dos figuras muy diferentes, una larga loma por el lado navarro y una esbelta pirámida por el aragonés.



Kartxela y Bimbaleta
Kartxela y Bimbaleta


Sierra de Alano





lunes, 25 de mayo de 2020

Beriain.23 mayo 2020.¡Ya podemos volver al monte!




   Primer fin de semana en que podemos movernos en la provincia en este que parece ya eterno confinamiento. El Beriain o  San Donato es el grande de la Sakana. Me pareció un monte ideal para probar cómo estaban las piernas después de tanta inmovilidad. El día amanece gris y en el monte una niebla de la que moja se agarra a todo no dejando ver nada, sin embargo la sensación de frío, humedad y viento, en definitiva de naturaleza viva, contrastan con su ausencia en el medio urbano o de la casa de los dos últimos meses, convirtiendo lo que en otros momentos podían ser pegas en un aliciente más




martes, 19 de mayo de 2020

Imja Tse/Island Peak.Nepal 2006.Parte segunda




   Sin descanso después de visitar el Campo Base del Everest llegamos al del Island Peak. No tiene nada que ver con el Everest pero también es un campo base muy poblado. La misma noche de la llegada toca subir, como suele ser en estas montañas a la 1:00 toca diana y mi guía Dawa y yo, enfilamos hacia el glaciar, el sol ya alto nos encuentra en las laderas que llevan a la cresta final del Island Peak.Una cuerda fija ayuda superar sus 55º de inclinación  media  El mundo es pequeño y en el mismo día ascendimos una pareja de bomberos de Pamplona y otro grupo formado por dos hermanos pamplonicas y su colega guipuzcoano. Todos subimos y bajamos sin ningún contratiempo y lógicamente llegamos súper contentos.
   La vuelta a Lukla nos sorprendió cruzándonos con todos los trekkers que iban en dirección contraria a la nuestra , con obligado paso lento pues la altitud manda, levantando  lo justo la cabeza para para disfrutar del entorno. Y así llegamos a Lukla, siempre con la  incertidumbre de si las avionetas podrán salir o el mal tiempo los retrasará. El vuelo nunca deja indiferente a nadie cuando ves que la pequeña pista de despegue  está rodeada de  restos de aviones estampados y de repente se acaba y el vacío se abre los bajo el aparato mientras remonta el vuelo.
   Una vez en Katmandú dedicamos tres o cuatro días a visitar sus múltiples monumentos que la convierten en una ciudad señorial y preciosa, fue un gran suerte conocerla antes del terrible terremoto del 2015 y una gran tristeza saber lo que se perdió, sobre todo en vidas.Como despedida aún  bajaremos al sur, a Chitwan, en la frontera con la India, cambiando las montañas y los glaciares por la selva tropical, y a los chorten y templos budistas por elefantes con sus juegos y sus/nuestros baños

domingo, 10 de mayo de 2020

Trekking de Gokyo y Campo Base del Everest desde Jiri.Nepal 2006, parte primera




   Fotomontaje de un largo trekking que hice en el 2006 con el objetivo, o con la guinda más bien, de subir al Island Peak o Imja Tse, un monte de 6128 m próximo al Everest.Cualquier trekking en Nepal es una maravilla y no solo por sus montañas, sino  porque su  espiritualidad budista en las zonas altas o hinduista o mezcla de ambas en los valles lo impregna todo. Creo que al final salieron 22 ó 23 días de trekking. Salimos desde el pueblo de Jiri, como hacían los expedicionarios al Everest hasta que Edmund Hillary construyó el aeropuerto de Lukla, que ahora  es el lugar de partida de las expediciones y  trekkings  que se adentran en el valle del Khumbu y alrededores. Hasta Lukla estuvimos completamente solos pues  en aquellos tiempos la guerrilla dominaba aquellos territorios y eso echaba para atrás a todos los turistas. Nos sabíamos siempre observados y controlados pero una vez que pagamos la que sabíamos obligada tasa a las guerrillas no tuvimos ningún problema. Una vez en Lukla  la cosa cambia, mucho turista  y mucho comercio,  cuidados caminos a veces empedrados. y eso que fuimos antes de que  la temporada de monzones acabara. Continuamos hacia el entonces no muy conocido trekking de Gokyo donde visitamos sus solitarios y muy altos lagos azul turquesa, pasamos el Chola Pass (5420 m)  para volver al valle del Khumbu y como habíamos adelantado 2 días respecto al calendario previsto yo alargué en solitario hasta el Campo Base del Everest. Tras una rápida visita a este sitio mítico  subimos al clásico Kalapathar que tiene una de las mejores vistas del Everest. Es tan grande esta montaña que no es posible verla sino desde una altura y con cierta perspectiva.Sin descanso y en un par de días llegaríamos al Campo Base del Island Peak.Pero esta queda para una segunda parte