domingo, 22 de mayo de 2022

Garmo Negro.21 mayo 2022


   Que llevaba 7 meses sin ir al Balneario de Panticosa y eso no puede ser. Y falto de ideas como estaba, recurro al socorrido Garmo Negro, que siempre deja buen sabor de boca y las piernas cansadas. Y con mucha nieve como tiene todavía, mejor. De hecho,  a unos 2200 metros ya estaba todo blanco/marrón. Más cómodo para subir.

   Ascendía sin ver un alma, cosa sorprendente en este monte, pero en la base de la pala final que da acceso al falso collado donde se abre el circo, me crucé con  el tropel que había tenido mi misma idea. Había gente de todo tipo pero también una cosa nueva, algunos subían con sus perro, y alguno con más de uno. Y muy poco faltó para que a algún can lo perforara con el crampón de tanto cruzarse en mi huella. Me pregunto qué hubiera dicho el dueño


lunes, 16 de mayo de 2022

Vuelta a Esparatz desde Puente la Reina.14 mayo 2022



Una vuelta a esta discreta montaña de poco más de 1000 m que discurre de norte a sur entre Puente la Reina y el Valle de Guesálaz, en Tierra Estella. Dejamos primero a nuestra espalda Puente para en la segunda mitad del recorrido pasando el Puerto el Chaparral dejar a nuestra derecha Salinas de Oro primero y un poco más adelante el Pantano de Alloz. Un ruta entre pistas, caminos entre pinos, algún sendero y rodeado de unos montes y campos de un verde rabioso .Incluso rodaría un buen rato por calzada romana y el final ,entrando por el puente que da lugar al nombre del pueblo y el rodar por su calle principal ,que traslada a cinco siglos atrás, lo hacen digno de una película, o eso pienso cada vez que por aquí paso
Como pega, y grande, el amortiguador trasero acabó averiado en el descenso, bajando en precario. .Espero que con la falta de repuestos de estos tiempos no me quede sin bici hasta no saber cuando

jueves, 5 de mayo de 2022

Petit Arriel y Collado de Soques desde la cabaña de Caillou de Soques.10 abril 2022

 


Me suele pasar que la última salida con esquís de la temporada no se cual es hasta que ha pasado,así ha sido este año otra vez. 

Mis compañeros eligieron un rutón en el que ascendimos dos mil metros de desnivel, y lo que es mejor, los disfrutamos en tremendas bajadas.

Salimos de la cabaña de Caillou de Soques, que está bajando por la carretera que cruza el Portalet, ya en Francia. Empezamos andando por un cómodo bosque hasta que ponemos esquís y cuchillas en el valle de Arrieus. Al llegar a  la cabecera del valle  giramos 90 grados a nuestra derecha. Nos encontramos con pendientes fuertes, mantenidas y con nieve dura. A nuestra izquierda la caída podría ser importante, por el desnivel, la pendiente y algunos cortados, lo que hace que las vueltas marías sean  delicadas y expuestas. Llegamos de esta forma a un valle colgado. Tenemos enfrente  nuestro primer  objetivo: el Petit Arriel. Un rápido almuerzo en una especie de rimaya y volvemos enfilar otra vez con vistas impresionantes hacia el Palas, con pendientes también mantenidas, tiesas y de cierta exposición en las vueltas marías aunque menos que aquellas primeras, hasta unos metros de la cumbre a donde llegamos en unos pocos pasos con los esquís en la mano.


Tras unos minutos en este espectacular balcón, siguiendo unos metros por la cresta,nos ponemos esquís y casi en la misma vertical de la cumbre bajamos por pendientes empinadas pero con buena nieve que con seguridad nos permiten enlazar los giros hacia el valle. Vemos enfrente el Collado de Soques, al que nos tenemos que dirigir.Tenemos que buscar el mejor camino intentando evitar las zonas sin nieve, pero en el descenso  disfrutamos tanto que seguimos bajando hasta donde la nieve empieza a fallar, aunque sepamos que luego tenemos que ascender un mayor desnivel. Hacemos aquí una parada para almorzar, ponemos focas y nos dirigimos a nuestro collado, que se ve bastante lejos y que conforme vamos ascendiendo confirmamos que al final es una pala/corredor ancho pero tieso que tendremos que hacer con los esquís en la espalda. Con paciencia y con Miguel Ángel y Txema, que están fuertes como el vinagre, abriendo una huella muy profunda y deslizante llegamos hasta el Collado de Soques. Llevamos ya casi los 2000 metros de desnivel positivos. Otra vez ponemos esquís para bajar con unos  primeros giros con buena pendiente pero seguros para seguir por una enorme pala con giros amplios, cada uno por su por su lado y disfrutando como chiquillos. Llega un  momento en que nos tenemos que quitar los esquís para remontar hacia nuestra izquierda, hasta otro barranco donde volvemos a coger otro palón enorme para disfrutar como todos los que llevamos en el día de hoy, hasta llegar al bosque que, sin darnos cuenta, nos deja de forma cómoda en los coches.

 Tal vez haya sido la mejor ruta de la temporada en Pirineos, con espectaculares descensos, ambiente alpino y  una estupenda compañía



el Palas impresiona

Balaitous

enfrente el Collado de Soques

ültimos metros al Collado de Soques













viernes, 29 de abril de 2022

Por Rumanía con esquís 3: Postavaru. 2 febrero 2022

    Hoy salimos de las pistas de esquí de Poiana Brasov, pero enseguida nos apartamos de ellas para subir por otro precioso bosque. Curiosamente después de la nieve dura de ayer hoy foqueamos  por una estupenda nieve polvo recién caída. Nos llama la atención los carteles que nos avisan de que tengamos cuidado  con los osos. Confiemos en que ahora  estén invernando varios metros bajo nuestros pies.

   Y así llegamos al mirador de Postavaru, con fabulosas vistas a las montañas de  alrededor y la cercana ciudad de Brasov, que luego visitaremos.



Es esta una ciudad con mucha historia, con un precioso casco histórico barroco y que fue el epicentro de aquellos sajones que el Reino de Hungría trajo del Sacro Imperio Romano Germánico para defender sus fronteras allá por siglo XII y cuyos descendientes últimos emigraron después de la segunda guerra mundial













lunes, 18 de abril de 2022

Por Rumanía con esquís 2:Vânturiș. Sinaia. 1 febrero 2022


Y sigo por los Cárpatos

Es esta una cordillera que se encuentra en el sur-este de Europa, próxima al Mar Negro. Tiene forma de hoz en sentido antihorario, el 65% ,la parte más oriental, se encuentra dentro de Rumanía, sobre todo en la región de Transilvania, el resto se extiende por Ucrania, Repúbloca Checa, Eslovaquia,, Polonia, Austria, Bulgaria, Serbia y Norte de Hungría

  Hoy partimos otra vez desde Sinaia, en la región de Transilvania, muy cerca de donde vivió el mítico Vlad Tepes, Vlad el Empalador o Vlad Dracul, entre otros nombres que se dieron a este personaje que inspiró la novela de Drácula.

En el mismo pueblo de Sinaia cogeríamos un telecabina, sin embargo ese día estaba cerrado por el intenso viento.Toda la noche soplaron vientos de más de 100 kilómetros por hora que nos dejaron la estupenda nieve polvo de ayer en una nieve como la del Pirineo que acabamos de dejar,esto es, bien dura.


Ascendemos a lo alto de las pistas, descendemos después por las mismas hasta otro valle donde pondremos focas para recorrerlo por suves pendientes. Justo en su inicio nos encontramos dos autobuses urbanos enterrados en la nieve, usados no se muy bien si como refugio o como almacén de las pistas de esquí.


Ascendemos por el fondo de este bonito valle y después por  suaves pendientes que sin más problemas que la nieve dura y el intenso frío nos dejan en el punto más alto. Volvemos a descender al valle, lo que imagino sería un estupendo descenso se convierte en un delicado sàlvense quien pueda por la nieve tan helada. Ponemos focas de nuevo para encarnarnos a otra subcima al otro lado del valle y enfrente de la anterior, para quitar pieles y otra vez por nieve dura y delicada bajar a las pistas de esquí. Remontamos por ellas de nuevo para finalizar tras un largo  descenso hasta el coche ya con las últimas luces del día.












bien de nieve dura




Celia, dejando atrás el penúltimo descenso

Y en la cima
vistas cimeras



Vénturis


Es curioso el clima en estas montañas. Hasta ahora tuvimos dos días de mucho frío como corresponde a la época del año y latitud, con nevadita diaria y estupenda nieve polvo. Sin embargo ayer, en una noche, los vientos intensos han dejado la nieve como una piedra. Esperaremos a ver que nos depara mañana

Y no todo es monte, también Rumanía nos daba otros placeres

Ciorba de Perisoare, perfecto para reponer las calorías consumidas


Papanași, el postre triunfador

jueves, 31 de marzo de 2022

Por Rumanía con esquís 1: Clavucetaul Taurului. 30 de enero de 2022

 

   Diez días antes de este viaje no tenía ni idea que iba a visitar los Cárpatos. Incluso una semana antes no era sino una idea en proyecto/en marcha. Organizado a toda prisa aterrizo un día en Bucarest y a la mañana siguiente me planto con un grupo entonces desconocido en las montañas de Transilvania.

   Con pocas horas de sueño empezamos nuestros días de esquí cerca de Sinaia, un pueblo que gira en torno al turismo de montaña.

  Gente hay mucha, paseando o con trineos, incluso las laderas que bordean  la carretera están valladas para que las familias se puedan tirar con trineos y no se estampen contra el asfalto. 

  

   Aparcamos el coche cerca de las pistas de esquí de Pedreal, y comenzamos nuestros primeros movimientos por una bonita pista nevada. Al principio nos cruzamos con muchos turistas que van de paseo pero pronto nos quedamos solos.Vamos subiendo entre altos abetos bien nevados que forman un bosque  cerrado. La idea es ascender a lo alto de las pistas de esquí , pero en el camino nos encontramos con unos esquiadores locales -los únicos en todo el viaje- que nos dieron otra idea. Haciéndoles caso llegamos a lo alto de estas pistas para continuar por el lomo de esta sierra hasta la cima conocida como Clavucetul Taurului. Allí una lápida, una cruz y una bandera rumana recuerdan la batalla en las trincheras que allí tuvo lugar en la trituradora de carne que fue la primera guerra mundial, donde los rumanos y los rusos se enfrentaron a las tropas de los imperios centrales


En la cima. Sobrecoge imaginar lo que se pudo vivir aquí aquel verano de 1916


   Empieza aquí un descenso por nieve polvo que enseguida nos mete en el bosque. Este se va haciendo cada vez más denso, lo que nos obliga a cerrar los giros en poco espacio, si bien la estupenda nieve polvo facilita los giros cortos. Llegamos así a la carretera, alguno con algún agujero en la suela del esquí pues al final nos hundíamos hasta la base. Cruzamos la carretera y llegamos al pueblo de Azuga, dónde siguiendo las indicaciones de los esquiadores rumanos cogemos un bonito tren que nos deja en el punto de salida en Pedreal
   Por cierto, este grupo variopinto que el azar ha reunido ya no es tan desconocido. Un gusto


Llegando a la estación de tren de Azuga



domingo, 13 de marzo de 2022

Alta Ruta de Belagua 2022: El Retorno


La Alta Ruta de Belagua ha vuelto, y espero que sea para quedarse. Después de 50 años de aquella primera edición vuelve con la misma ilusión que antes. 

La Alta Ruta no era solo un recorrido de esquí de montaña. Era un acontecimiento importante donde se combinaba la ruta o ascensión en el magnífico entorno de Larra con una reunión de amigos, en un ambiente montañero y en una zona muy querida: nuestro Pirineo más cercano y su refugio de Belagua. Recuerdo bien las distintas cuadrillas de sitios dispares, que  repetían año tras año, sobre todo guipuzcoanos y madrileños, que después de la ascensión, disfrutaban de la comida en el refugio, el sorteo y la entrega de regalos, en tono siempre divertido. Todo el mundo se iba con una sonrisa en la boca. 

Durante unos años la Alta Ruta se transformó en la  Alta Ruta Pyrene, esta vez con un carácter competitivo. Con ganas y muchísimo trabajo, se consiguió una carrera que a pesar de su bisoñez fue aumentando su éxito año tras año. La pandemia y otras circunstancias impidieron su continuidad. Pero de la mano de Ángel , tipo inquieto donde los haya, se ha retomado aquella primera idea de la Alta Ruta de Belagua. Con mucho esfuerzo,mucha ilusión, la colaboración de unos cuantos miembros del club y pocos medios han revivido aquel espíritu montañero y la alegría que rodeaba todo este acontecimiento. 

La ruta partió con bastante incertidumbre pues después de dos meses de anticiclón, precisamente ese día cambió el tiempo, nevó el día anterior y amaneció con una niebla muy cerrada en el karst. Los organizadores, buenos conocedores de la zona, sin ver nada y en una zona de muy difícil orientación, consiguieron llevar al grupo por La Cañada hasta el Soumcuy, donde tuvimos el regalo de dejar la niebla abajo y disfrutar de la nieve que había caído el día anterior. Un descenso rápido hacia las pistas de Arette nos metió otra vez en la niebla cerrada para, en un punto dado, ascender al collado de Pescamou y así volver al punto de salida. Resultó una bonita vuelta circular que no parecía posible dadas las condiciones con las que se empezó.

Pero como es tradicional esto no acaba aquí. Llegó el momento de comentar el día y la vida con una cerveza antes de la comida, para después, llegar el sorteo y la entrega de regalos. 

  Finalmente y de forma sorpresiva tuvo lugar un homenaje muy merecido a dos grandes del club; Dioni y Montse. Importantísimos colaboradores y motores del este, que han pasado el testigo de la organización de esta Alta Ruta, como ellos lo recibieron antes

Unas fotos del día.

https://www.facebook.com/Club-Deportivo-Navarra-

225639913412/photos/pcb.10160307171188413/10160307169408413/

Hasta en la prensa.

https://www.facebook.com/225639913412/photos/a.225914563412/10160312382663413/


domingo, 6 de marzo de 2022

Astún -Pico de los Monjes - Portalet. 26 febrero 2022


     Después de 2 años por fin una ruta del Club Deportivo Navarra como las de antes. Con autobús y  comida de fraternidad después. Y es que estas travesías tienen mucho de acto social, de juntamos los de siempre con algunas caras nuevas a disfrutar de lo que más nos gusta La travesía de Astún al Portalet es un clásico que habitualmente se hace a principio de temporada, pero en un año tan seco es de las pocas opciones que no obligan a portear .Sin embargo nunca defrauda. El descenso del Collado de los Monjes a la Cabaña de la Glere en el Valle de Bious es muy bueno. La  subida al Col de L`lou entre pinos negros preciosa y el descenso el Portalet es sobradamente conocido y siempre muy disfrutón




viernes, 25 de febrero de 2022

Collado de Bachimaña. Un rincón perdido que dará juego.20 febrero de 2022


   Quién nos iba a decir, después de tantas veces de pasar por esta zona del Balneario de Panticosa, que íbamos a encontrar un rincón tan solitario y salvaje y no tan lejano. La idea fue de Kalku y su ruta parte desde la mitad de la Cuesta del Fraile, que sube hacia el refugio de Bachimaña, girando a la izquierda, donde arranca un valle que se pone cada vez más empinado y encajonado dándole un aspecto muy alpino, pero que nos permite llegar al collado con los esquís puestos. Eso sí, hay que entrar cuando las condiciones son seguras. 

   La idea era descender a los Ibones Azules para llegar al refugio de Bachimaña y ascender alguna de sus cumbre próximas (Diente de Batanes por ejemplo), pero un percance nos hizo darnos la vuelta. El descenso hasta el inicio de la Cuesta de Fraile, de lo mejor 


Alazne llegando al Collado



miércoles, 16 de febrero de 2022

Petrechema.12 febrero 2022


   Después de un interesante viaje que algún día colgaré por aquí, me he pegado una semana en el dique seco por algún inquilino que me traje en las tripas. Toca ahora recuperación y para ello yo elijo un monte sencillo pero que me encanta. Esta vez sin esquís, que hay poca nieve, estará dura y no es un monte muy esquiable. Resultó un día disfrutón y sorpresivamente solitario en una montaña qué suele estar muy concurrido


viernes, 21 de enero de 2022

Aspe por la sur. 15 de enero 2022

    Primera salida del Club Deportivo Navarra de esquí de montaña después de un año y medio tras suspenderlas por la pandemia. Los cambios organizativos por seguridad le quitan algún aliciente, pero aun así, la esperábamos con ganas

Las condiciones del Pirineo ahora están difíciles, después de casi mes y medio sin nevadas, con días de lluvia y frío, el Pirineo es un mar de montañas de hielo. El Aspe,  bonita montaña  con un estupendo descenso orientado al sur, es una buena opción en estos días.

Comenzamos con un corto porteo  y enseguida llega la nieve-hielo. Subimos  por nieve-espejo con el crujido del crampón -que hoy tiene que ser de acero- de fondo. Pero en cuanto la pendiente tumba, el sol empieza a hacer su trabajo y podemos poner los esquís que ya no quitaremos hasta la base de la última pala. Todo está previsto y por eso salimos tarde y subimos despacio. Hay que dar tiempo a que la nieve transforme. Y así, quién lo diría en otras orientaciones, arrancamos la bajada a una hora que generalmente estaríamos eh la mesa esperando a comer, pero  con buena nieve que, disfrutando como nos gusta, nos dejaría muy cerca de los coches

lunes, 10 de enero de 2022

Mallo de Acherito.6 enero 2022


   "Vamos al Mallo de Acherito, que ayer nevó, el día será  frío y sus palas estarán cubiertas por una capita de nieve polvo". Eso hablamos y nos plantamos en el refugio de Linza Fermín, Kalku, Juan Carlos y yo en un día azul, limpio y con 9 grados bajo cero. Pepelu ya nos esparaba.Foqueamos por el bosque disfrutando de la capa de nieve polvo recién caída, sin embargo al salir a zona despejada vemos como cumbres y crestas humean denso viento blanco a toda velocidad. Ummm..., me surgen las dudas. Seguimos hasta el final del barranco de Linza. No nos atrevemos a subir por la vertiente derecha, más habitual .Lo hacemos por la canal de la cabecera del barranco manteniéndonos alejados unos de otros y quitando dragoneras, pues aunque no hay mucho espesor  de nieve nueva si hay riesgo de placas. En la cabecera de esta canal el viento arrecia, hace mucho, mucho frío y la nieve arremolinada por el viento difumina los contornos de las montañas. Va a  ser un día duro. 

   La nieve es muy cambiante: polvo, dura, hielo. Sin embargo vamos ascendiendo y en la base de la pala final, de pronto el viento amaina. Hasta podemos parar un momento al sol aunque el frío se hace sentir. Vemos asomar la hierba entre nieve dura y hielo así que algunos decidimos poner crampones. Dicho y hecho, los ponemos y al cambiar algo la orientación la nieve se mantiene polvo,y así, contra lo que podíamos  pensar hace unas horas, llegamos a la cumbre. Hasta podemos estar un buen rato disfrutando al sol. La deseada pala  se hace divertida en el descenso  pero a algunos se nos forman zuecos y nos quedamos clavados En su base el hielo nos afeita los zuecos de los esquís y seguimos por aquella nieve tan cambiante que sin embargo nos permite disfrutar hasta los coches. En el refugio de Linza se está bien al sol, pero un vistazo al termómetro nos recuerda que estamos a 0 grados. Saboreando un dia tan bonito ni nos enteramos

domingo, 2 de enero de 2022

Ioar, El Grudo y La Plana. Ritual de Nuevo Año en la Sierra de Codés.1 enero 2022


   Para muchas personas y culturas, incluida la nuestra, los ritos son importantes. Buscan la normalización de un funcionamiento social y además -y yo creo que este es su origen - buscan solución a un problema o situación no comprensible y que sobre todo escapa a nuestro control. Pues mi ritual para buscar un buen año es subir a esta montaña totémica en este rincón navarro. Además, es un placer disfrutar de sus contrastes entre el llano, los roquedos y las hayas, y pasar de una tierra de viñedos a, de golpe, a otra de bosques y montes.

  Empiezo  el año con buenas sensaciones, ojalá sean las primeras de las que han de venir