domingo, 13 de enero de 2019

Trekking del Baltoro.Karakorum.Pakistán.Agosto 2018.Parte primera


   En mis tiempos de adolescente me tragaba todos los capítulos de Al Filo de lo Imposible. Me acuerdo perfectamente de aquella expedición al K2 y de sus imágenes de la aproximación en el Karakorum. Quien que me iba a decir que de muchos años después yo  disfrutaría aquellas imágenes en directo y que la realidad superaría a la ficción 

Comienza el viaje a Askole
   La cordillera del Karakorum, siendo estrictos, no forma parte de la el Himalaya. Está separada de ésta por el Valle del Indo y a su vez por el Paso de Karambar de la cordillera del Hindu Kush. En este viaje recorrimos  el Glaciar del Baltoro, una de las masas glaciares  más grandes del planeta fuera de los polos . El trekking propiamente dicho empieza  volando desde Islamabad a Skardu en un aparato no precisamente pequeño cuyas  piruetas hacían que al mirar por la ventana tuviéramos enfrente el río y las montañas sobre nuestras cabezas. Impresionante. Una vez en  Skardu salimos en todoterrenos hacia Askole en un recorrido desértico y salvaje donde pasamos los momentos de mayor peligro del viaje pues el terreno a veces era tan empinado y deslizante que poco faltó en alguna ocasión para irnos al rugiente río que corría por debajo nuestro. Allí coche que cae, coche que desaparece. Finalizamos el tramo de  coche deseando no volver pasar por allí a la vuelta.
Otra sorpresa, al llegar a Askole coincidimos con la fiesta de La Ashura, una importante celebración de los musulmanes chiitas, donde los hombres se golpeaban con tremenda fuerza  el pecho como si fuera un tambor, me recordaba a los flagelantes europeos en la alta edad media. Seguían así las escenas impresionantes.

  

Nacimiento del Río Braldo
Nuestros porteadores, sin ellos este viaje no hubiera sido posible
 
Catedrales del Trango





































    Comenzamos a caminar con mucho calor. Durante dos días bordeando el cauce del río Braldo que nace del Glaciar del Baltoro dejando a nuestro lado montañas legendarias como las Torres del Trango, la Torre sin Nombre o el Uli Biaho, por nombrar las más conocidas, pero todo son montañas verticales de dimensiones que nos cuesta concebir. Continuamos caminando sobre sus hielos tapizados de piedras durante 57 km hasta su inicio en un majestuoso lugar conocido como Concordia. En este lugar a 4700 metros y en un radio de 20 kilómetros se elevan cuatro picos de más de 8000 metros. el Gasherbrum 2, Broad Peak, Hidden Peak y como no,el K2 dominando este majestuoso lugar. Pero hay más, un poco más lejos tenemos el Gasherbrum 5, el Baltoro Kangri…



K2 y Broad Peak desde el camino al campo base del K2

K2 desde Concordia


Sobre el Glaciar Vigne
últimos metros antes del Gondogoro Pass
En Concordia, dedicaríamos un día a acercarnos  a los campos base del K2 y Broad Peak y tras un día de descanso subiríamos a lo largo el Glaciar Vigne hasta el Ali Camp (4958 m). Allí
descansaríamos para levantarnos a la una de la mañana para alcanzar por terreno glaciar sencillo  el paso clave del trekking, el Gondogoro Pass, a 5600 metros Toca ahora un descenso que se me hizo duro y largo, con roca rota, con trozos versagleados, equipado con cuerdas de todo tipo, hasta de persiana, medio rotas, con trozos anudados, con anclajes de risa. Menos mal que el terreno no era difícil, aunque si peligroso por el riesgo de caída de piedras. Acabaríamos la etapa en Kuspang a 4700  m , justo antes de que se pusiera a jarrear.
   Nos quedaba aún la segunda parte del trekking, esta  mas corta, pero ya  habíamos pasado los
 momentos de incertidumbre  al atravesar el Gondogoro Pass, el resto sería más relajado.
Pero esto, lo dejo para una segunda parte

6 comentarios:

  1. Que chulada!! A la espera de ver la segunda parte =) Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Oscar espero no tardar tanto como con la primera

    ResponderEliminar
  3. Javier, es una espinita que tengo clavada, ya que hace unos años pospuse el viaje por problemas de trabajo y no he vuelto a pillar ocasión de hacer el treking, por lo que viendo tu reportaje, siento que se me clava un poco mas la espinita. Muy chulo. Y gracias por estos momentos gozosos.-

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te haya gustado Andrés. No hay que dar muchas vueltas a eso de las espinitas, que todos tenemos alguna,o algunas, clavadas

    ResponderEliminar
  5. Hola me gustaría ir por ahi en Septiembre, ¿puedes facilitarme más información? ¿Lo hicísteis por libre o a través de alguna empresa local? Gracias

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas, siento la tardanza en responder pero me pillas de viaje. Yo lo hice con Naturtrek, una agencia de Pamplona ya conocida por algún otro treking y que tiene buenas referencias. Fue un acierto. Imagino que habrá agencias locales, yo no busqué mucho pues no tenía grupo. Conocimos a un australiano solitario que fue en agencia local y Le fueron pasando de una agencia a otra durante el recorrido. Lo de ir por libre lo veo complicado pues la logística es muy compleja y hay que saber tratar a los porteadores. Espero haberte resuelto alguna duda
    Un saludo

    ResponderEliminar